martes, septiembre 09, 2008




Saidén

Más claro no puede ser.
En los tiempos de Patricio
la corrupción fue un oficio
de federal menester.
Felipe ha de conocer
semejante implicación.
Su chueca administración
tapó la del
Matalote.
Lo que vemos es borlote
del jefe de
Corazón.
________________

¿Y qué dice la doña?

Todo Mérida lo sabía, hasta Berlie

Si no es así, dígalo la vocera
designada: firma gobernadora.
¿Cómo se hace la alianza corruptora?
Quien apunta a Saidén no es un cualquiera.

El no niega que tal cosa existiera.
“…nunca entré en tratos…”, precisa a deshora.
“…ni mucho menos supimos…”, valora.
El uso mayestático exonera.

¿Y la Vaca? El no sabe de esas cosas.
¿Y Pedro Rivas? Caras bochornosas
Pereyra, Gladys, Sosa y sus carnales.

“…instruí a los responsables…”, alega.
Diario de Yucatán, comparsa ciega,
calló con Tony semejantes males.

Cintarazo

Mérida, siciliana, 2008.

Glosa: Cartas al Diario, sección local de hoy y, página cuatro, “Una nota de duelo”.