viernes, septiembre 19, 2008



Orden salinista: -haz tu mochila

Miopía castrense

A su jefe Felipe, el de Morelia

Le metió el espadín hasta las cruces:
no es ejemplo ni es líder ni es orgullo.
Despistado Galván mintió al capullo
de ofuscada mujer por blancas luces.

Gobernadora en tu mensaje aduces
al confundirla, Guillo, con zambullo.
La que ves de la droga es caramullo,
rodeada en la zahúrda de testuces.

No toca el piano porque le da toque
sobre la tecla aventurar el dedo:
notas hay finiquitas en revoque.

Decapitada sufre en el enredo:
su nombramiento sirve de remoque,
por la Vaca condicionda a pedo.

Cintarazo

Mérida, galvanizada, 2008