jueves, agosto 07, 2008



¿Yo al joven Martí maté?
“Fuente Ovejuna”, pensé

Para Elías Harp y María Isabel Grañón

¿Tienes, México, líderes sociales
entre los raros frutos de tu tierra
o apenas un cobarde que se encierra
en la telenovela de sus males?

Los plazos que vivimos son fatales.
Sólo una minoría te destierra
al exilio del hambre y de la guerra,
asesinos cumplidos y puntuales.

El cambio es facultad de las personas
y en su contra enmudecen las Gorgonas,
forzadas al silencio y la extinción.

Hasta un anciano puede derrotarlas,
basta sólo un botón para apagarlas:
no sobreviven sin televisión.

Cintarazo


Mérida, lopeveguista, 2008