martes, julio 22, 2008



Quítenle un pelo al gato

No hay derecho

A la cofradía de Bennigan´s

El Papa exhorta contra la avaricia.
¡Aumenten el ingreso a su monero!
Dibuje al Diario su pincel certero,
muestre a Berlie su audacia y su pericia.

Con él mismo se entierra la noticia.
El censor es también sepulturero.
Su fosa cava, obediente pocero.
Cada tarde padece igual sevicia.

¿Dos publican? Dibuje sólo dos.
Pompeyo ya no le haga más de tos.
Cuesta la pluma. Cuesta su trabajo.

Cuesta el alivio de grandes tensiones.
Cuestan al dos por uno otros cartones.
Cuesta la cuesta cuando se es tan bajo.

Cintarazo

cintarazo@hotmail.com

Mérida, tacaña, 2008