domingo, julio 13, 2008



Hierro y querencia de Itzimná

Trillado en surco

Tendrán que aumentarle el pienso

Antonio toca espléndido la flauta:
sale bonito si aplicado sopla
a due voce. Como el buey se acopla
cuando acata el bastón rígida pauta.

Ya sin la yunta, suelto cibernauta
confunde la palabra con manopla,
saca espuma, cree el mugido copla
y rumia lento mientras coge rauta.

-¡Hola!, le dijo un charco sonetista:
entre
demonios tu eres el artista,
Atlas
que lleva el peso de la lucha.


-A tu morral llegue también la lana,

Luzbella
es la matrona de tu plana.

Su deuda con tu pluma es vieja y mucha.


Cintarazo

cintarazo@hotmail.com

Mérida, cabizbaja, 2008