miércoles, julio 09, 2008



Guapa, guapa, dígalo el pincel

Viciosa convocatoria

A una varita mágica

No importa, la belleza es suficiente“,
aplaude la academia convencida.
Desayuno con Tony es la medida
para atenuar el trazo inconveniente.

Coqueta le sonríe de repente:
-Me pintas fea, no estoy tan jodida.
Al caricaturista la comida
inoportuna se le pega al diente.

Nerio es el juez de semejante oficio.
Entre las escaleras un resquicio
permite oirlo socarrón en Dante.

Llegó Palacio alegre al comedero:
mágica vara de pincel monero
en un diario vencido y claudicante.

Cintarazo

cintarazo@hotmail.com


Mérida, comeyona, 2008