sábado, mayo 24, 2008


Dos cadáveres y un coro de carcajadas

Metáfora certera

A Bojórquez, cómplice sometido

Natales de pringoso cancunero
donde ayuntan billete y apellido:
colapso de valores ocurrido,
disolvente de almas, por dinero.

Simulación, tema convenenciero,
Paseo de Montejo percudido:
en conferencia, explica su sentido”,
al quebrado sugiere un financiero.

Un comensal sin pelos en la lengua
expresa la verdad con obvia mengua
del macayista a punto de gudbái.

Y una bisoja, silenciosa afrenta,
se dijo para sí, “no soy tan lenta,
esta cosa es mi auténtico bonsái
.

Cintarazo

Méridas, huayeísta, 2008