viernes, abril 18, 2008


A sus anchas con el fruto de un despojo

Duchamps del delito

A la memoria de D. Abel Menéndez Romero

Si Octavio Paz no se hubiese extinguido
lo tendría extenuado este museo
que algún imbécil convirtió en Paseo:
¡tanto artista sin ser reconocido!

Para el Diario un quebrado distinguido,
garciaponcesco baja cocos creo,
dejó a Pompeyo en túrbido mareo
por judicial mandato compelido.

Le dio lugar de honor, prensa galana,
para decir lo que le dio la gana,
menos lo que se mete en el bolsillo.

Defender al erario, cosa seria
cuando la colusión es la materia
y el desprestigio un antifaz de pillo.

Cintarazo

Mérida, seuestrada, 2008