miércoles, abril 16, 2008


Obediente a sus consignas

La cita del día

A Lydia Cacho, premio mundial a la
libertad de prensa  “Guillermo Cano”

Que no es ni senador ni diputado,
Emilio afirma de su condición.
Le duele, neopanista, el corazón:
un cardenismo despetrolizado.

Tampoco se le ha visto regalado
con Yunes en Cancún por corrupción.
No lo liga a Succar la diversión
ni en pedofilia ha sido involucrado

Tiene gran importancia su mandato:
de angora no, fino de fina el gato,
Chupón de mamador impenitente.

Negociador de “todo está a la venta”,
los pobres del país pagan su renta.
Quiere clavar a Teletona el diente.

Cintarazo

Méridas, gamboísta, 2008