sábado, abril 19, 2008


Ala de cuervo, cabecitas blancas

Suerte del inglés

A la muy cristiana reforma energética

Crucifijo y la Virgen de testigos,
con el rector bajó al cieno la mano.
-Traicionar y pecar propio es de humano,
los que se lo robaron son amigos
.

Periódicos veréis todos lentigos,
pero eso sí, confesos y cristianos,
muy católicos, requeteromanos,
con cruces invertidas como abrigos.

Christophe Pierre, un nuncio boca chiquita,
a Berlie le sonríe mientras quita
Cristo Resucitado al buen Manito.

-Tome en Roma merecido cursillo.
Prospere esa parroquia otro bolsillo.
Legionarios tienen gusto exquisito
.

Cintarazo

Mérida, despojada, 2008